Luces al final del túnel

Publicado: abril 14, 2013 en Artur Wyzskowski
Etiquetas:, , , ,
Matrícula: PR05_lamarea_140413_ArturWyszkowski

DSC_0007-1

Casi una veintena de grabadoras y móviles dispuestos en la mesa, gente con cámaras de fotos y vídeo preparados para quedarse hasta con el último detalle del encuentro que tuvo lugar en la Universidad Miguel Hernández entre estudiantes y el fundador de la cooperativa Más Público, Toni Martínez el miércoles 10 de Abril. No es para menos. Este periodista valenciano, aporta luces para unos jóvenes estudiantes que ven su futuro comprometido por el panorama económico que afecta especialmente al mundo del periodismo.

La crisis de los medios de comunicación es un as unto bien sabido por todos. Se trata de un sector que parece condenado a una lenta y paulatina desaparición. Tanto es así, que la propia FAPE ha creado una iniciativa llamada “Sin periodistas no hay periodismo. Sin periodismo no hay democracia” con el fin de concienciar del valor de la aportación del periodismo a la sociedad. La situación actual lo requiere; el año 2.012 acabó con 4.800 periodistas que perdieron su puesto de trabajo y las cifras dicen que desde 2.008, se han perdido más de 10.000 puestos relacionados con el periodismo en España. Está grave situación está causada por una espectacular caída de ingresos por publicidad – y también por muy malas decisiones empresariales – que afecta a todos los medios de comunicación, pero en mayor medida si cabe, se ceba con los medios tradicionales. Por ello, el diario El Público, periódico de difusión nacional, echó el cierre a su versión en papel en Febrero de 2.012 echando a la calle a 135 trabajadores, es decir, a un 85 % de la plantilla.

Toni Martínez en el coloquio de la UMH

 

Toni Martínez asegura que cuando se quedó sin empleo pensaba que era “el fin del mundo” y que ya no iba a poder ejercer de periodista. Sin embargo, muchos de los profesionales que, al igual que Toni, se quedaron en la calle decidieron juntarse, y asesorados por la Cooperativa Integral Catalana, formaron entre 40 trabajadores la cooperativa Más Público. De hecho, el cierre de El Público ha implicado la creación de ocho nuevos medios como son el Diario.es, Mongolia, Revista Líbero o Alternativas Económicas. Más Público eligió el modelo cooperativista con el fin de ejercer un periodismo de calidad, liberado de presiones políticas o económicas, lo cual solamente se obtiene mediante la independencia total del medio haciéndolo rentable por sí solo. Parece una simbiosis muy difícil de alcanzar rozando la alquimia más mística. Así es como lanzaron este verano el periódico en papel de La Marea.

Pero la fórmula está bien definida basando su modelo de negocio en el periodismo de profundidad. En palabras de Toni Martínez, es imposible competir contra los grandes medios en rapidez de noticias por lo que su baza es la segunda lectura de los acontecimientos: análisis de profundidad con extensos y coloridos reportajes. Además, contrariamente a la tendencia general, Toni Martínez asegura que sí que existe una fuerte demanda de papel puesto que el modelo online aún está falto de madurez en el sentido de que los dispositivos de lectura online (I-Pad, Tablet, Orbyt, etc) aún no se han popularizado como para basar el negocio exclusivamente en ello. Con el periódico mensual de La Marea, se pretende dar al lector un periodismo libre, independiente y de calidad sin que ninguna presión externa entorpezca el trabajo puesto que este colectivo basa su enfoque periodístico en un rígido código ético que afecta tanto a contenidos como a publicidad. El modelo de negocio está basado en la confianza de los lectores puesto que sus ingresos dependen mayormente de la venta en kioscos y de las suscripciones, dejando una pequeña parte marginal de los ingresos de entre el 10 y 15 % a la publicidad. Las empresas que quieran publicitarse deben cumplir con el código ético de inserción publicitaria que rechaza tanto publicidades que incumplan implícita o explícitamente este código como publicidades que provienen de empresas cuyos valores no corresponden a los de la línea editorial del medio. Todas estas decisiones fueron aprobadas en la Asamblea, la cual es el máximo órgano de decisión de la empresa y existe la figura de socio-usuario y cada persona obtiene el derecho a un voto en la Asamblea, impidiendo así que un inversor externo se pueda hacer con el control de las decisiones de la compañía. Como bien dice Toni Martínez: “Aquí no hay jefes, la asamblea es el jefe”. Con el fin de que este mecanismo se perpetúe existe internamente un órgano de control, el Consejo Editorial, que vela por la adecuación de los contenidos a la ideología independiente del medio.

Toni Martínez en la UMH con la sala abarrotada de estudiantes

Por lo tanto, sí que es posible crear un modelo de negocio que prescinda de la dependencia de los ingresos publicitarios que, en muchos casos, entorpecen la labor periodística. De esta manera, se puede cuidar con esmero los contenidos para hacer un contrato de calidad, de auténtico periodismo, entre el medio y los lectores. Los periódicos deben vivir de los lectores y no de publicidades que a posteriori condicionan los contenidos dejando a los lectores como meros destinatarios del producto pero no como parte de él. Por ello, la cooperativa Más Público, entre otras tantas como Granadaimedia o la Cooperativa la Masa de Argentina – debates ideológicos aparte – debe ser un ejemplo a seguir en el trato al lector (los propios lectores se afanan por intentar distribuir el periódico), de modelo de negocio y de forma de hacer periodismo libremente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s