De los medios tradicionales hacia el mundo online

Publicado: abril 12, 2013 en Artur Wyzskowski, Uncategorized
Etiquetas:, , , , , ,
Matrícula: PR04_newpaper_050413_ArturWyszkowski

DSC_0007-1

La llegada de internet ha supuesto un revulsivo para el mundo que conocíamos. Ha afectado enormemente al mundo del periodismo y por ello, el periodista catalán Albert Montagut, ha escrito el libro “NewPaper: Cómo la revolución digital transforma la prensa” en el que, junto a destacados periodistas y personas influyentes del ámbito periodístico, hacen una reflexión crítica del pasado con las miras puestas en el futuro del papel que desempeña el periodismo en este nuevo escenario de digitalismo. El origen y semilla de este libro fueron las charlas sobre periodismo realizadas en la Universidad Miguel Hernández.

Aislado de cualquier otro debate inherente a la próxima afirmación, internet es el medio de comunicación del presente y por ende, del futuro. No hay duda de que la proliferación de la www ha sido asombrosa. En 1996, según el EGM (Estudio General de Medios) solamente un 19.4 % de la población tenía acceso a un ordenador, y solo un 1 % había entrada en la red en el último mes de un total de 30.000 personas en España. Sin embargo, a finales del año 2012, el 62.1 % de los 30.000 entrevistados contaban con acceso a ordenador y un 61.4 % del total han usado internet en el último mes. Prácticamente la totalidad de las personas con ordenador disponen de internet, además de otras plataformas. Se ha convertido por lo tanto en el medio de comunicación por excelencia.  La totalidad de las opiniones de los profesionales que hacen comentarios en este libro están de acuerdo con ello.

Después de la lectura del libro de Albert Montagut en el que cuenta con privilegiados testimonios, nos podemos dar cuenta de la magnitud del desconocimiento absoluto que se tenía de internet en sus principios. Al ver el potencial de difusión como nuevo medio de comunicación masiva, las empresas periodísticas se aventuraron en el reto de utilizar este medio para informar a la población. Internet es una herramienta que, paradójicamente, ha sido objeto de dos actitudes muy distintas; por un lado, medio tecnológico moderno con todo un camino por explotar y símbolo de modernidad y conocimiento. Por otro lado, sobre todo desde las empresas del ámbito de la comunicación, internet ha sido recibido con desconfianza y ante todo inseguridad. Inseguridad debida a la inexperiencia dentro de un campo que su propia evolución va más rápido de lo que la capacidad de las estructuras por acoplarse a un nuevo ecosistema. Así, tal y como explica en el libro Fernando Baeta, director de la versión digital de El Mundo: “se podría decir entonces que la redacción de papel de El Mundo era nuestro competidor”. Este es un claro ejemplo de la dificultad, y de los muchos errores que se han tenido que cometer para tener conocimiento de este nuevo esquema de reglas del juego en continua evolución. Esta separación del mundo online y del mundo print ha sido una constante en esta evolución. Tanto es así que El País desde 1996, fecha de inauguración de su versión digital hasta 2009, sus redacciones eran independientes y estaban separadas.

Otro claro ejemplo y un error capital en palabras de Pedro J. Ramírez, director de El Mundo es que los contenidos hayan sido totalmente expuestos al público de forma gratuita: “El resumen de internet es un espectacular éxito desde el punto de vista de audiencia y un desastre como modelo de negocio”. Una vez expuestos al público los contenidos gratis y con el gran número de medios de comunicación existentes, resulta muy difícil cambiar las tornas. Así lo demuestra también el experimento de cobrar por los contenidos del diario El País, en el que el resultado fue una aplastante pérdida de lectores, con su consiguiente trasvase de público hacia la versión digital de su competidor, El Mundo. Los datos del Instituto Nacional de Estadística lo confirman asegurando que en la Comunidad Valenciana en el 2011 un 16.1 % de la población acude al menos una vez al mes a publicaciones periódicas y gratuitas de prensa en internet. Sin embargo, no llega ni al 1 % la población que paga por consultar esos contenidos. La aceptación por parte del público por el pago por internet pone la salud del periodismo contra las cuerdas.

Imagen

Una vez pasado el tiempo de prueba, en la que todos somos conscientes de los errores que se han cometido, la única solución pasa por convencer a los lectores de que sin pago, no puede haber periodismo. Pero esto, viendo el panorama actual de las actitudes de consumo de internet en la población, no se puede hacer de otra manera que llegando al consenso de que todas las ediciones digitales de publicaciones periódicas para que se hagan todas de pago. Dada la evidente dificultad de hacer que todos lleguen a esta utópica conclusión, solamente queda la arriesgada alternativa de crear un modelo de negocio rentable y que seduzca a los lectores masivamente para que marque la tendencia de lo que va a ser el devenir del periodismo. Es de difícil comprensión pensar que grandes grupos de comunicación, que manejan astronómicas sumas de dinero dedicadas a la inversión e innovación como el Grupo PRISA, que en su conjunto como grupo de comunicación ha obtenido en 2011 seis veces más de beneficios que en el año precedente, no hayan pensado en crear un nuevo soporte global, en forma de aplicación totalmente online (para móviles y ordenador) que incluya a los mejores periodistas de radio, televisión y prensa. La idea es idear un concepto nuevo que reúna la élite periodística del país para hacer periodismo de calidad: análisis de profundidad escritos en la web,  contando con las últimas imágenes grabadas en informativo sin despreciar el gran potencial periodístico de hacer reportajes audiovisuales, acompañado de boletines radiofónicos, con contenidos debidamente con ilustraciones e infografías que exploten al máximo las posibilidades de la web 2.0.  Se trata de aunar todas las características positivas de todos los medios que existen para crear una interfaz que presente televisión online, radio online y prensa online con su debida coherencia en un solo medio que va a ser el total: internet.

5  TITULARES PERIODÍSTICOS

1. Internet como agente constante en la evolución del periodismo

2. Se debe aprender de los errores para afrontar nuevas circunstancias 

3.  «La honestidad profesional debería ser un elemento que no distinguiera entre el entorno print y el online»

4.  «Print y online no son mundos antagónicos. Deben convivir y complementarse.»

5.  En busca de la panacea: un nuevo modelo de negocio que sea rentable

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s